Xilxes

El municipio de Xilxes dista 27 Km. de la capital de provincia, Castellón y 38 km. de la ciudad de Valencia. El término municipal tiene una superficie de 13,04 Km. cuadrados con una altitud de 7 m. sobre el nivel del mar. Xilxes es una hermosa población de clima cálido, típico de la costa mediterránea, que dispone de un casco urbano y un poblado marítimo. Uno de los pilares básicos de nuestro municipio es el turismo familiar, accesible y deportivo. Un municipio que se identifica con la tranquilidad, sosiego y armonía que nos da nuestras tranquilas playas, donde practicar deporte, disfrutar de los servicios de nuestra playa accesible y del paseo marítimo o de las diferentes actividades culturales realizadas en la Biblioplaya. La riqueza de nuestro entorno natural del término municipal llama a recorrerlo por sendas y caminos rurales, degustar nuestra gastronomía típica mediterránea favorecida por los productos de nuestra huerta local, como el melón de Xilxes, producido en nuestra marjal, con técnicas de antaño haciendo de este producto una de nuestras señas de identidad. Xilxes puede visitarse con tranquilidad recorriendo sus calles peatonales (calle Mayor, Arbelló, iglesia, plaza Alfonso XIII), su Necrópolis Cristiana (s. XIII a XVIII), el templo parroquial (Asunción de María, final s. XVII) y la fuente de la Unión, primera en abastecer de agua potable a la población (1916) ubicadas en la plaza España donde se encuentra el Ayuntamiento. A las afueras se sitúa su zona de ocio y paelleros donde disfrutar de la naturaleza y a 3 km de la población están sus playas: Les Cases y El Cerezo. Playas de arena fina y canto rodado en algunos tramos de suave pendiente y profundidad moderada, con una plaza central de la que sale un mirador con bonitas vistas al mar y espléndidos amaneceres.

Experiencias

Xilxes histórica

Desde 12 € (grupo mínimo 20 personas)

Anterior
Siguiente

Galería de imágenes

Iglesia Parroquial Nuestra Sra. de la Asunción

Hacia 1685 se construye una iglesia nueva sobre el solar donde estaba la iglesia antigua y la casa abadía, de mayores proporciones. Se tiene constancia documental desde el S. XIV en el testamento (1365) de Gilabert de Centelles con advocación a la Virgen María. Debido al frente de guerra de la línea XYZ situado en la zona, el pueblo es evacuado y reconstruido por Regiones Devastadas, ya que se encontraba más del 75% destrozado. Se inaugura el 25 de octubre de 1945 por el obispo de Tortosa (Diócesis a la que se pertenece hasta 1960). Planta contrarreformista de una sola nave y capillas laterales comunicadas entre sí y situadas en los contrafuertes. La fachada es un muro rectangular de mampostería y reforzado con piedra en el lateral y rematado con bolas herrerianas. Antes de la reforma de Regiones devastadas presentaba dos estilos, barroco (s. XVII) y neoclásico (s. XVIII) pero se unifican. En el interior destaca el altar del patrón Santísimo Cristo de la Junquera que guarda la imagen original de 1625, el altar de San Vicente Ferrer y el altar central dedicado a la Virgen de la Asunción, reconstruido por Regiones Devastadas a semejanza del anterior que procedía de la capilla de la Virgen de los Desamparados de Valencia.  A principios de 2007 se finaliza la restauración de la Iglesia por fuera y por dentro, después de 3 años de obras.

Necrópolis Cristiana Xilxes

Principales restos del cementerio cristiano medieval hallado durante las obras de mejora de la Calle Juan Carlos I en 2007. Restos datados desde el s. XIII al s. XVIII. Destacan las 6 estelas discoidales que se pueden ver en el recinto acristalado. Se distinguen dos fases, una que abarca del S. XIII al S. XV, donde se encontrarían las estelas y otra que abarca del S. XVI al S. XVIII, donde destacan 3 conjuntos monetales importantes y restos de los enterramientos como rosarios, medallas y crucifijos.

Fuente de la Unión

Es uno de los elementos más representativos del pueblo, ya que fue la primera fuente en abastecer de agua potable a sus habitantes en 1916, siendo reconstruida en 1986. El nombre de Font de la Unió le fue asignado por el trabajo que llevaron a cabo en aquella época los habitantes del municipio, ya que fueron ellos mismos los que la construyeron; bien con aportaciones económicas, con sus propias contribuciones de jornaleros o con sus caballerías. El encanto de la Font de la Unió reside en el lugar donde se encuentra emplazada, a dos metros por debajo del nivel de la población. En 2016 se celebró el centenario con mejoras en la construcción y diversos actos culturales.

Ermita Cristo de la Junquera

Situada entre naranjos a dos km. del núcleo de la población en el camino del mismo nombre. Construida en el año 2000 señaliza donde fue hallada la imagen del Cristo, patrón del municipio, el 18 de enero de 1625 por los hermanos Pedro y Juan Margalló.  Es de planta de cruz latina romana, formada por nave longitudinal orientada al este, crucero transversal en dirección norte-sur y presbiterio circular en la parte oeste del edificio. La cubierta es de bóvedas de cañón de medio punto para las naves, que dan origen por el encuentro de la longitudinal y el crucero a la bóveda por arista. El ábside se cubre por una bóveda de cuarto de esfera semi-cónica. La fachada remata en frontón curvilíneo con cornisa de ladrillos que engloba la espadaña con campana y cruz de forja. La puerta de acceso es amplia, de madera e inserta en arco de medio punto con grandes y desiguales dovelas. Sobre ella se abren dos grandes ventanas también de medio punto, y un nicho con retablillo cerámico representando el descubrimiento del Cristo. Unos azulejos con el nombre de la ermita y el año de su construcción completan la decoración.

Antiguo lavadero municipal

Situado en la entrada del municipio, data de 1924 para aprovechar las aguas de la vecina Fuente de la Llosa y utilizado para lavar la ropa antes de introducir el agua potable en las casas, media originalmente 22.5 x 7 m. Restaurado en 1941 por Regiones Devastadas, a partir de los años 60 queda en desuso y en 1997 es reducido a una tercera parte debido a la construcción de la circunvalación actual.

Casas de regiones desvastadas

Debido a la línea XYZ situada en la zona, Xilxes sufrió la destrucción de una buena parte de la población durante la Guerra Civil. Durante la década de 1940 la Dirección General de Regiones Devastadas llevó a cabo una serie de actuaciones de remodelación en el núcleo urbano, entre ellas la construcción de nuevas calles. Se pueden observar las diferentes tipologías de viviendas creadas en las calles Martires/Obispo Bienvenido y Arquitecto Romaní/San Isidro, destinadas a jornaleros y agricultores. El conjunto se completaba con las casas destinadas a los maestros situadas en la Plaza Stmo. Cristo de la Junquera.

Mirador

Emblema turístico del municipio situado en el Paseo Marítimo. Espacio que se adentra unos metros dentro del mar donde poder disfrutar de la inmensidad del mar y de los amaneceres del verano.

Plaza Stmo. Cristo de la Junquera

Debe su nombre al patrón de la localidad. Los hermosos jardines que la componen se distribuyen en dos círculos concéntricos, donde en el menor podemos encontrar una encantadora pérgola de madera. La plaza es, además, el lugar de bienvenida al viajero y un espacio de referencia en la vida social del municipio. Cabe destacar que en uno de los laterales de la plaza se encuentra la estación de tren, inaugurada el 16 de septiembre de 1863 y que aún conserva parte de su aspecto original.

Paelleros els plans

Lugar de ocio que cuenta con sombraje, mesas y bancos, paelleros y zona recreativa para toda la familia.

Birdwatching en Xilxes

En la playa de Chilches, principalmente de arena y con dunas que albergan especies de flora únicas, nos esperan multitud de aves de ambientes litorales y migratorias. Además, los arrozales y marjales, pertenecientes a un humedal protegido, constituyen refugios para aves acuáticas residentes y nidificantes, que pasan aquí su periodo de cría en los meses de primavera y verano. Son multitud de hábitats diferentes ideales para la observación de una gran cantidad de especies.